Anhelandote

           Aun recuerdo tus palabras.

Duelo porque necesito.

suelo bloquear recordar las sensaciones

de nuestra noche

para que no me duela.

Pero duelo igual.

ansío sentir tu lengua

atrás mis labios,

en los cóncavos de la cueva

donde reside mi alma,

el portal por cual pasan

mis promesas y proclamas,

desde una garganta de fuego–

cien grados del anhelo

que calentó mi corazón

por cuyas cámaras suenan tus ecos;

que en un nivel de mi piel

y del tiempo,

aún me estas tocando:

te siento,

como un beso eterno–

un lazo

que hicimos una noche imprevista.

Al recordar me enloquezco,

al amanecer la oportunidad me escapó,

ahora temo a menudo.

Acá la esperanza suele caer…

Advertisements

4 Comments

  1. No te sientes desesperada,
    Ni échate la culpa,
    Somos dos
    Acuérdate eso
    Dos que quieren
    Más de lo que supieron
    T quiero y deseo inmensamente
    Y si no supe
    Exactamente cómo
    comportarme
    La culpa es mía

    Pero eso no importa
    Lo que importa más
    es saber que todavía
    nos queremos

    el uno al otro
    En paísajes que cambian
    A veces nieve. lluvia,
    Sol, en guerras
    En paz, en sequías.

    Siempre juntos
    Vamos cómo podemos
    Te quiero
    Por lo menos ésto
    No cambia
    En el paísaje fatal
    de la tierra

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s