La Ausencia

Hoy llovía,

pienso en Buenos Aires y tu alma.

Imaginé tus hombros

y recordé tu escritura.

Hoy las calles se mojaron

de mis ansiedades

que caen como lágrimas

en el silencio de tus oídos ausentes.

Hoy se abrió el cielo

y sentía tu rostro angélico

en el gran vacío

que no posee dirección ni sentido.

Capaz que estés viviendo

en el olvido de mis pasos

en tu camino.

Capaz que estés aguantando

así.

Pero yo aguanto por saber de ti

y mis huesos se sienten

vacíos

con tu mente tan lejos de aquí.

Advertisements

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s