El Robo

Elegirte

te eligiera si podría cambiar una tierra entera

una mente que podría resolver

para que no nos roben del bolsillo

nuestro tiempo.

El tiempo no absoluto

sino vago, como si no pudiera desaparecer

en algún momento de olvido,

El tiempo vagabundo

porque cambia su humor como pasos

en un camino que brilla con peligro.

Nos robaran

los momentos que creíamos inmortales

en la ciudad intensamente ambigua

con la seducción de su grandeza tanguera

su aire musical y su hermoso escondedero

y la miseria de su hambre imposible.

nos echa como un deseo roto

nos deja con corazones vacíos

después de su gran robo.

Advertisements

En tiempos de colera

En tiempos de ausencia

qué hace el corazón?

Se duerme,

aun que deja que los ojos se desvíen.

Se duerme con el sueño

de tiempos nostálgicos.

El sentimiento es la mitad

del amor;

que también es la convicción.

Vos tenés mi corazón;

hacéte responsable:

él que ama

tiene la responsabilidad

de cuidar.

y la que necesita

tiene la responsabilidad

de esperar.

En tiempos de envejecimiento,

uno no se debe abandonar

la convicción.

Enamorarse no es el amor entero.

sino el primer paso

en su camino.

Amor en tiempos de cólera;

por las horas que se le olvida al otro,

entre los segundos que pareces ausente,

el amor es la promesa interna

de continuar.

Anhelandote

           Aun recuerdo tus palabras.

Duelo porque necesito.

suelo bloquear recordar las sensaciones

de nuestra noche

para que no me duela.

Pero duelo igual.

ansío sentir tu lengua

atrás mis labios,

en los cóncavos de la cueva

donde reside mi alma,

el portal por cual pasan

mis promesas y proclamas,

desde una garganta de fuego–

cien grados del anhelo

que calentó mi corazón

por cuyas cámaras suenan tus ecos;

que en un nivel de mi piel

y del tiempo,

aún me estas tocando:

te siento,

como un beso eterno–

un lazo

que hicimos una noche imprevista.

Al recordar me enloquezco,

al amanecer la oportunidad me escapó,

ahora temo a menudo.

Acá la esperanza suele caer…

recuerdos perdidos

mucho que hacer. 

vivir esta vida para hacer. 

y que hiciste en final?

besaste los labios de una boca vacía

te encontraste con un alma 

que no sabe soñar.

apenas te acordas de los días antiguos

los fuegos artificiales y vidrios

por las rieles, sabanas en el bosque

un sol que ya no mas brillara en tu vida así.