El Robo

Elegirte

te eligiera si podría cambiar una tierra entera

una mente que podría resolver

para que no nos roben del bolsillo

nuestro tiempo.

El tiempo no absoluto

sino vago, como si no pudiera desaparecer

en algún momento de olvido,

El tiempo vagabundo

porque cambia su humor como pasos

en un camino que brilla con peligro.

Nos robaran

los momentos que creíamos inmortales

en la ciudad intensamente ambigua

con la seducción de su grandeza tanguera

su aire musical y su hermoso escondedero

y la miseria de su hambre imposible.

nos echa como un deseo roto

nos deja con corazones vacíos

después de su gran robo.

Advertisements

Ten Minutes

8:09 p.m.  Te alcanzo dentro de paredes lineas de metal ondas de

20:10        Steel, the ocean is an iron fence most nights. Freezing Celcius water on my feverish Farenheart,

8:11 p.m. Nado como un ritmo y te anhelo como rima poética aunque

20:12     You’re in distant cafés or smoking on a Santiago porch in dead night with somber wings painted on your back,

8:13 p.m. Pero decís que no sos un ángel. Sos un espíritu que comparte mis deseos

20:14      Rebel off-the-grid fleeting aquarius love of my life, filled with patience

8:15 p.m. para mí, y asco para la ciudad que te rodea, sabemos que el destino queda en el París latinoamericano,

20:16    You, interlaced with destiny and destination, interlaced with the journey of

8:17 p.m. conocer todo lo que nos espera y llama, la ausencia ya no me duele

20:18      the nostalgia

8:19 p.m.  me quiere, pero también dejamos en el pasado las pieles cambiadas

La Ausencia

Hoy llovía,

pienso en Buenos Aires y tu alma.

Imaginé tus hombros

y recordé tu escritura.

Hoy las calles se mojaron

de mis ansiedades

que caen como lágrimas

en el silencio de tus oídos ausentes.

Hoy se abrió el cielo

y sentía tu rostro angélico

en el gran vacío

que no posee dirección ni sentido.

Capaz que estés viviendo

en el olvido de mis pasos

en tu camino.

Capaz que estés aguantando

así.

Pero yo aguanto por saber de ti

y mis huesos se sienten

vacíos

con tu mente tan lejos de aquí.

En tiempos de colera

En tiempos de ausencia

qué hace el corazón?

Se duerme,

aun que deja que los ojos se desvíen.

Se duerme con el sueño

de tiempos nostálgicos.

El sentimiento es la mitad

del amor;

que también es la convicción.

Vos tenés mi corazón;

hacéte responsable:

él que ama

tiene la responsabilidad

de cuidar.

y la que necesita

tiene la responsabilidad

de esperar.

En tiempos de envejecimiento,

uno no se debe abandonar

la convicción.

Enamorarse no es el amor entero.

sino el primer paso

en su camino.

Amor en tiempos de cólera;

por las horas que se le olvida al otro,

entre los segundos que pareces ausente,

el amor es la promesa interna

de continuar.